¿Combinar la cartera con los zapatos?

¡Falso! Esta regla, que fue tomada por palabra santa durante tantos años,
hoy se considera un error de principiantes. Cuanto más diferentes, mejor!